Free Shop

Free Shop :: Hernán Parisi nació de una pareja de heladeros, familiarizándose con el arte del helado artesanal desde muy pequeño y continuando de grande los pasos de sus progenitores. “Yo me crié dentro de una heladería. Teníamos la fabricadora y la habitación ahí al lado, nos criamos ahí adentro”, rememora Hernán.

Sus padres comenzaron con la marca Pingüi en Juan B. Justo y Provincias Unidas. Cuando se separó la sociedad, inició la marca Pikos, la cual sostuvo durante 10 años. Luego de estos años la pareja se separaría y Parisi padre iniciaría la marca Free Shop en Necochea y Garay en el año 93, quedando su ex mujer a cargo de Pikos. “Habíamos viajado a Estados Unidos y vimos que decía Free Shop, de ahí salió el nombre, a mí particularmente no me gustaba tanto pero me acostumbré. Luego mi hermana se abrió y mi papá falleció”, cuenta Hernán.

Parisi sería el responsable del crecimiento sostenido del que gozó la heladería desde entonces. La marca trabaja constantemente en mejorar la calidad de los productos, combinando estos esfuerzos con estrategias de venta innovadoras. Parisi analiza las diferencias de la época que vivió su padre con la actualidad: “con mi papá comenzamos con una máquina que fabricaba 60 litros por hora. Yo ahora tengo una capacidad de 1800 litros por hora. La fábrica cambió totalmente. Teníamos una fábrica de 40 m2 y hoy tengo una de 1800 m2”.

Sin embargo, asegura que las ventajas actuales en el proceso de fabricación no aseguran el éxito. “Si bien hoy la elaboración es más sencilla y automatizada, la competencia fuerza al heladero a ocuparse constantemente para mantener la atracción de los clientes”, reflexiona.

Otra de las innovaciones introducidas por Parisi a Free Shop fue el servicio de cafetería. “Cuando introduje el café en el año 99, mi papá me decía que estaba loco. Cómo una heladería iba a servir café”, recuerda entre risas. “Sin embargo, hoy mucha gente viene a desayunar, a merendar. Tenemos tortas y facturas. La gente pide mucho estos productos, y no sólo en invierno”. Actualmente, la heladería continúa progresando, habiendo alcanzado un total de catorce sucursales en Rosario y los pueblos aledaños.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *