TRINIDAD: Emblemática de Rondeau.

Trinidad nace en Bv. Rondeau al 700 como un emprendimiento de heladeria artesanal por la que pasaron trabajando varios maestros heladeros. Se posicionó rápidamente como la Heladería más reconocida de la zona norte de Rosario, por la calidad de sus helados y su impronta arquitectónica que rompía con la vieja tradicional heladeria artesanal.
 
Las heladerías comenzaban a buscar una escenografia como lugar de encuentro de la familia, con locales amplios y bien arreglados.
 
Juan Carlos Perrone compró la heladería en 1986, retomando la actividad que había tenido su padre en Corrientes con una fábrica de helados que se llamaba “VIKY”. Así nació la actual Trinidad, como fusión de lo que habían dejado sus primeros dueños con su historia familiar como hijo de un maestro heladero artesanal.
 
“Sin aquella vivencia de niño y adolescente metido entre ollas donde se cocinaba el helado y las viejas giroespatulas SIAM copiadas de las italianas seguramente, hoy no sería heladero artesanal”, afirma Juan Carlos. “Mi compañera y esposa me bancó siempre. Son precisamente las mujeres heladeras las que han compartido con los hombres no solo el criar los hijos sino las fuerzas para ayudarnos a recibir las buenas y las malas que todos hemos pasado sobre todo en nuestros inicios”.
 
Más adelante se adosaron locales en Fisherton y en Funes. “En lo personal, soy un convencido que la heladeria artesanal de Rosario debe buscar su nuevo perfil entre aquel modelo de los setenta y el que debemos construir para el futuro, pero sin olvidarnos qué somos ni de donde venimos como heladeros artesanales”, indica Perrone. “Podemos cambiar los colores, el mobiliario y lo escenográfico de nuestros locales y de nuestra imagen, he incorporar productos novedosos, pero si no queremos ser una ola pasajera como no lo hemos sido hasta ahora deberemos seguir conservando la calidad de nuestros helados. Al menos esa es nuestra preocupación constante como empresa y como filosofía de trabajo; convencidos que siempre lo mejor esta por venir en una Patria que todo está todavía por hacerse”.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *